banner_mcafee_1_2_3

El marco Security Connected de McAfee Security permite integrar varios productos, servicios y asociaciones para reducir los riegos de forma efectiva, eficiente y centralizada. Basada en más de dos décadas de prácticas de seguridad probadas, el enfoque Security Connected ayuda a las organizaciones de todos los tamaños y segmentos, de todas las zonas geográficas, a mejorar sus condiciones de seguridad, optimizar la seguridad para conseguir una mayor rentabilidad y alinear estratégicamente la seguridad con las iniciativas empresariales. La arquitectura de referencia Security Connected ofrece una ruta concreta desde las ideas a la implantación. Utilícela para adaptar los conceptos de Security Connected a sus riesgos, infraestructura y objetivos empresariales.

Control y supervisión de los cambios.

Un simple cambio o una actualización de software no autorizados pueden convertirse en un incidente de gran magnitud que afecte a toda la empresa. Un cambio que reduce la disponibilidad de los sistemas corporativos, financieros y de clientes puede afectar a funciones clave o incluso provocar la caída de un sistema completo. Cuando los sistemas están fuera de línea, los ingresos se ven afectados y los gastos pueden aumentar mientras TI intenta resolver el problema.

Los procesos de control de cambios a menudo son reactivos y requieren respuestas manuales, una forma ineficaz de combatir las amenazas y de gestionar el creciente número de dispositivos de la infraestructura de TI. El enfoque Security Connected de McAfee garantiza que cada equipo de sobremesa, servidor, aplicación, dispositivo de red y base de datos esté al alcance de una solución de control de cambios, que proporcionará visibilidad crítica de quién utiliza sus sistemas y qué actividades se realizan.

En esta Guía de solución se describe la necesidad que tienen las empresas de implementar controles de cambio que adecuen la evaluación automática, la supervisión en tiempo real y la aplicación continua de las normativas. Se trata de un marco para autorizar y gestionar rápidamente los cambios apropiados en los sistemas, aplicar las directrices de cambio en todos ellos, evitar que se realicen cambios no deseados, tener visibilidad constante de las solicitudes de cambio y mantener el tiempo de actividad del sistema y el cumplimiento, de forma que se reduzca el riesgo general y se incremente drásticamente la integridad de todo el plan de seguridad.

Contrarrestar los ataques sigilosos.

Los ataques sigilosos utilizan sofisticadas técnicas para ocultarse y pueden operar fuera del SO o moverse dinámicamente entre endpoints para disimular las acciones de los intrusos. La mayoría de las empresas cuentan con porosas redes con numerosos dispositivos conectados a Internet, que pueden servir como puntos de entrada para dichos ataques y sobrecargar los sistemas tradicionales de prevención de instrusiones o antivirus.

La estrategia Security Connected de McAfee ayuda a las empresas a instalar controles de seguridad por capas que bloquean, detectan y derrotan los ataques sigilosos. Esta guía de la solución ofrece una descripción general de las herramientas y los controles que detienen los ataques sigilosos en tiempo real, minimizan la correlación manual y el tiempo de respuesta, facilitan la detección rápida de amenazas, generan alertas relevantes para el contexto con el fin de proporcionar una respuesta más precisa a los incidentes y reducen los costes asociados a la corrección y los análisis forenses o de carácter legal.